Radio Maria
Argentina
Autogestión Historial Escuchar en Vivo
  Buscar   Buscar
Sumate con tu donación
18 de abril de 2014 05:04 horas Programa Actual: Tras las Huellas de Jesús (R)
Emisoras en el País

World Family Radio Maria
 
Contenido de Entre Nosotros
La sociedad de los hijos huérfanos

“La sociedad de los hijos huérfanos” es el título de un libro de  Sergio Sinai. Voy a leer algunas estadísticas respecto de las orfandades que son verdaderos interrogantes al mundo de los adultos y demandas respecto a la necesidad de que los adultos tengamos un protagonismo más importante en la educación y en la vida de nuestros jóvenes. Decenas de miles de chicos son huérfanos con padres vivos, como decía Juan Pablo II. De qué clase de orfandad estamos hablando entonces? Sergio Sinai habla de una orfandad emocional, ética,  de logos (ejemplos, conversaciones, testimonio por parte de los mayores), de normativas (falta de límites), afectiva, y esto trae como consecuencia una serie de conductas que se plasman de una manera dramática en las estadísticas que cita el libro. El 54% de los jóvenes argentinos vive por debajo de la línea de pobreza, el 45% no tiene cobertura social, el 13% abandona el colegio, el 35% ni trabaja ni estudia, qué hace?, bueno, el 10% se droga, el 72% consume alcohol, el 12 % de los jóvenes es portador de HIV y el 25% de los embarazos se dan en madres adolescentes. A esto hay que agregarle que 7 de cada 10 adolescentes llegan al sistema de salud por el consumo excesivo de alcohol, de cocaína y de marihuana, pero la primera causa de accidentes y hechos de violencia tiene que ver con la intoxicación alcohólica, estas cifras han sido publicadas por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

En una encuesta que efectuó en todo el país a fines de 2006, la Fundación Odisea y la Consultora Mora & Araujo, entre 1200 jóvenes, encontramos estas respuestas: un 48% respondió que los principales problemas son el alcohol y las drogas, un 30% la falta de oportunidades, un 28% la violencia, un 15% la falta de modelos a seguir, y en su mayoría el 85% de los jóvenes se definían a sí mismos como “consumistas”, el 72% dijo que su cabeza funcionaba pensando solo en el Hoy, el 42% se calificó de “apático” y apenas un 35% de “responsables”. Estas cifras alarmantes tienen que ver con nosotros los adultos y de eso nos vamos a ocupar hoy.

 

Sergio Sinai es un reconocido especialista consultor e investigador de los vínculos humanos y se especializó en el estudio de aspectos y recursos que pueden transformar y enriquecer la convivencia entre las personas, ha explorado mucho en la psicología del varón, con varios de sus libros como “Misterios masculinos que las mujeres no comprenden”, “El varón contemporáneo ante el fin de siglo”, “La masculinidad tóxica”, después también de pareja, “Vivir de a dos”, “Elogio de la responsabilidad” ,ha explorado los lazos entre padres e hijos, los lazos en la vida de la pareja y después de una destacada trayectoria como periodista, se ha dedicado a esta intensa formación y práctica en Gestalt y auto asistencia psicológica. Da Seminarios y Conferencias en distintos lugares del mundo. Ha ganado premios, y a escrito diversos libros además de los ya citados “ Las condiciones del buen amor”, “Ser padre es cosa de hombres”, “Hombres en la dulce espera”, “El amor a los 40”, “Guía del hombre divorciado” y “Gestalt para principiantes”. Además de algunas novelas.

Es una alegría y un honor tener a Sergio Sinai, entre nosotros, cómo estás Sergio?  Bienvenido

 

SS: Para mí es un enorme placer poder compartir este espacio con Uds.

 

GLS: He leído casi todos tus libros y he notado en los últimos dos, cierto tono de indignación, como por ej. En los primeros capítulos de  “La masculinidad tóxica”, “La sociedad de los hijos huérfanos”, como si una santa indignación te hubiera llevado a escribir con un tono más firme y más severo, es así?  mi percepción es real? Y si es así, qué está pasando adentro tuyo como escritor?

 

SS: Es así, tu percepción es correcta, hay una cierta indignación, un hartazgo también, esto se puede ver desde diferentes lugares cuando uno se aproxima a los temas contemporáneos, a los temas con los que convivimos, tanto sea la relación padres e hijos como lo planteo en “La sociedad de los hijos huérfanos”  o la vigencia del modelo masculino tradicional como lo planteo en  “La masculinidad tóxica”, me parece que estamos viviendo demasiado distraídos, como para que esto siga siendo permisible para nosotros. Demasiado atados a objetivos de corto plazo, demasiado divorciados de cualquier propósito trascendente,  con una anemia espiritual preocupante, con un abandono casi deportivo o casual de los valores o de ciertos principios éticos. Desde mi trabajo me es posible alertar sobre esto y como observador, habitante y miembro de esta sociedad, apelo a la  escritura y la investigación y he tratado de reflejar esto, a decirlo, cada uno de nosotros desde nuestra posibilidad, tiene la tarea de despertar y de empezar a transformar la forma en que vivimos o creamos nuestros vínculos. Trato de que mi escritura sea lo menos “pasatista” posible y de que contribuya lo menos posible a mantener este autoengaño colectivo que en esta sociedad de consumo es muy riesgoso, y en el que caemos con mucha facilidad.

GLS: En el libro “La sociedad de los hijos huérfanos” logras describir los datos y las características preocupantes, patológicas, negativas que presentan los jóvenes en general como una imagen en espejo de lo que está ocurriendo en el mundo adulto. Es muy interesante la clasificación de distintas orfandades que describís. El Papa Juan Pablo II mencionó hace algunos años atrás en Europa “hijos huérfanos con padres vivos”, como si hubiera que recrear el concepto de orfandad y me parece muy logrado lo que vos expresas en el libro. Me gustaría enumerarte este tipo de orfandades para que hagas una mínima caracterización de cada una de ellas para entrar en tema,

La orfandad emocional, ¿de que se trata?

 

SS: La orfandad emocional es cuando los padres no están presentes en el vínculo emocional con los hijos, cuando dejan el vínculo liberado a la parte material, cuando creen que son buenos padres porque a sus hijos no les falta nada material, porque los mandan a los colegios mas caros o porque les compran las zapatillas de última generación o un celular a los 5 años. Les dan todos los gustos pero lo que no les dan es un contacto emocional que les permita a sus hijos crear sus propios modelos emocionales sobre bases ciertas. Los chicos no son tontos, van sintiendo que tanta sobre abundancia material -aunque la lleguen a disfrutar, en realidad está reemplazando otra cosa que ellos perciben como una orfandad o una carencia.

 

GLS: En qué cosas se expresa lo contrario de la orfandad emocional?  para que no se crea que hay que estar todo el día en casa con los chicos o para no pensar que se trata de muchos mimos, porque hay padres que viven diciéndole a los chicos, mi amor, te quiero mucho, les mandan un beso por celular, hay todo un esnobismo entorno al vinculo afectivo entre padres e hijos, que no es exactamente lo que vos estás planteando. Puede haber toda esa “espuma” y por debajo haber una orfandad emocional.

 

SS: Exactamente, es muy bueno esto que decís, porque decir “te quiero” o decir “perdoname”, en el vínculo con los hijos, en el de pareja o en cualquier vínculo es facilísimo.  La verdadera tarea,  y eso requiere presencia, es más dificultoso y es un desafío, es convertir el amor, llevarlo de sustantivo a verbo. Porque declararlo es fácil, ahora convertirlo en actos de amor, esa es la gran tarea y estar presente  no es decirle al hijo “te quiero”, mil veces por día, es tomarse el tiempo necesario para hacerle una pregunta tan sencilla, como por ejemplo, cómo te sentís?  Como va tu vida? Y quedarse para escuchar, ofrecer una escucha receptiva y amorosa donde el otro se sienta escuchado y no interrumpir con consejos, muchos padres creen que tienen que estar dando consejos todo el tiempo y que eso ya los libera, ya pagaron el peaje y pueden seguir con lo suyo. No es cuestión de dar consejos todo el tiempo, lo importante es estar ahí, escuchar, percibir: te noto un poco triste… o qué alegría que tenés! Decirle a un hijo, qué es esa cosa tan linda que te está pasando? Esto no lo digo desde la teoría o porque se me ocurrió a mí en una especie de laboratorio donde hago ensayo-error, sino porque lo he visto, cuando los padres hacen esto de verdad, y a veces lo he propuesto en algunos vínculos de padres e hijos, son frases aparentemente insignificantes que acompañadas de una presencia y una escucha real, generan efectos poderosos en el vínculo, generan confianza y generan un ámbito emocional donde se puede seguir desarrollando y profundizando el vínculo.

 

GLS: Yo quiero que baje esta ficha en cada uno de los oyentes por eso me gustaría hacer una pausa para que cada uno se quede reflexionando, uno de los grandes problemas que tenemos los hombres de esta generación es no darle valor e importancia a las cosas sencillas como  estas preguntas que cuando llegan a tiempo, salvan vidas! Qué te pasa hijo que te noto triste? O hace tiempo que te noto demasiado metido para adentro? Tenés algún problema, te está pasando algo?, pero la pregunta que quiero hacerte y que me surgió mientras repasaba esta entrevista es: Vos has tenido una carrera muy exitosa y has abarcado muchas cosas, periodismo, novela,  ensayo, gestalt, psicólogo etc. y vi que la dedicatoria de tu libro es para Iván, tu hijo, porque tiene una dedicatoria muy bonita. Te pregunto cómo hiciste para que en medio de tantos viajes, conferencias, seminarios, escribir libros, estudiar, perfeccionarte, hayas podido cultivar esta presencia con Iván. Porque a lo mejor ese es uno de los problemas que los padres y madres de hoy, demandados por el aspecto profesional laboral, sienten, no sé en que momento, no sé cómo, el stress de la falta de tiempo….

 

SS: La vida nunca va por una carretera asfaltada, por una autopista hasta el final, siempre te va poniendo situaciones que no son las deseadas, de todas maneras lo importante es el promedio que uno establece, porque una situación no define todo. Justamente, un vínculo donde la presencia es la constante permite y absorbe una ausencia momentánea. Ahora, cuando la ausencia es la constante y la justificación por la ausencia también es la constante, el vínculo se va rompiendo. A mí como padre, también me ha tocado tener que optar, como constante la opción ha sido por mi hijo. A veces me salió mejor, a veces me salió peor. Él dirá cuando haga su balance de cómo fue esto pero creo que los principios que uno se pone definen las actitudes que después va a tener ante la vida. Un hijo sabe captar cuando, a pesar de las ausencias el padre ha estado presente porque son las actitudes las que van definiendo finalmente con que valores uno construye el vínculo con los hijos y con que valores uno se mueve en la vida. No? No es fácil. De todas maneras, yo digo esto de los principios porque me parece que muchos  hombres todavía sin haber hecho una reflexión profunda sobre el tema, casi automáticamente,  aunque sean realmente hombres muy amantes de sus hijos, cuando están en la encrucijada entre el compromiso profesional, laboral, social, incluso a veces deportivo,  y  los hijos, dicen me encantaría, me dio una pena, me hubiera gustado estar pero no podía porque trabajaba, por esto…… o por aquello. Yo creo que se va a notar un cambio de paradigmas el día en que para los hombres,  en esa encrucijada, los hijos valgan al menos tanto más como la otra cosa que los reclama. Generalmente para la madre lo impostergable es el hijo y lo postergable es aquello que la convoca, aún cuando pueda ser muy importante para una mujer que se está desarrollando profesional o laboralmente, y para el padre, lo postergable es el hijo. Esto los hijos lo sienten y algunos lo reclaman cuando  evolucionan, cuando ya son más grandes. Yo lo he visto y lo he visto con dolor, he estado presente  cuando estas escenas se han producido, tienen una larga lista de ausencias recordadas que presentan ante sus padres, no estuviste acá, no estuviste allá, no estuviste allá, etc. Los padres muchas veces escuchan esto con un enorme dolor porque dicen yo no estuve ahí porque estaba trabajando o haciendo algo para que a vos no te falte nada, y es muy curioso porque en realidad, lo que le estaba faltando era que no le falte nada de lo material pero le estaba faltando lo mas importante. Yo creo que es un enorme desafío para el varón, para el cual se necesita mucha testosterona pero no de la hormonal sino de la espiritual, plantarse y decir no, voy a decir que no ante una demanda que quizá me deje como inconfiable a la vista de quienes me emplean pero que me va a dejar en paz conmigo mismo. Voy a decir que no a esto aunque me cueste un ascenso o me cueste un reconocimiento pero no porque no puedo porque mi hijo está primero en este caso y esto requiere un enorme trabajo interior del hombre para poder plantarse. Yo no conozco hombres que realmente hayan arruinado su vida por decir eso, los pocos que conozco que lo han hecho. A ninguno se le arruinó la vida, pero sí se les mejoró el vínculo y su relación consigo mismos.

 

GLS: Sí conoces muchos hombres arruinados por ausencia de padres, por orfandades emocionales

 

SS: Muchos hombre como hijos arruinados por eso, pero muchos padres que tarde dicen, en qué momento creció? Cómo me hubiera gustado, cómo me lamento no haber estado en tal  y tal lugar! Pero no hay una oficina donde presentar las quejas. Estas lamentaciones hay que presentarlas ante uno mismo porque somos responsables de las vidas que vamos construyendo

 

GLS: hay una orfandad espiritual que vos desarrollas también en tu libro, de que se trata esta orfandad espiritual?

 

SS: Es una orfandad que está bastante cercana de la emocional, pero que va más allá del vínculo. Cuando los hijos por esa falta de cercana presencia de los padres, más allá de lo físico, no los ven comprometidos o no los ven actuando en función de propósitos que van más allá de la vida de uno y que van más allá del círculo inmediato, del aquí y ahora, sino que tendrían que ver con una frase  que me gusta mucho, la dijo creo que Thomas Jefferson Presidente de USA y filosofo también, él proponía una consigna de vida que era  tratá de dejar el mundo un poco mejor de cómo lo encontraste. Creo  que esto es un principio básico para la vida espiritual, porque la espiritualidad nunca se resuelve en lo individual y adentro de uno mismo. La espiritualidad es hacia el otro, es todo aquello que trasciende mi propio horizonte, mi propio ombligo y me conecta con el otro y con el mundo a través de una  acción real que a lo mejor no tiene espectacularidad.

 

GLS: Con lo cual estás diciendo que el hijo tiene necesidad de ver en su padre y en su madre un compromiso con la humanidad, con el bien común, con los pobres, con los débiles, un compromiso de alguna índole con algún ideal…

 

SS: Necesita verlo porque cuando ve eso empieza a tener respuesta para una pregunta que todos en algún momento nos hacemos, que es, para qué estamos acá?  Cuando no sabemos para que estamos acá, empezamos a perder el rumbo y a buscar las respuestas en los lugares donde no están y nos terminamos dañando. Pero cuando un hijo ve que la vida tiene un sentido y que sus padres le dan un sentido a través del contacto con la espiritualidad, los hijos empiezan a entender que también ellos tienen que construir para su propia vida un sentido como  el que sus padres construyeron para la suya y esto también es paternar o maternar y cuando esto no está se genera también una forma de orfandad.

 

GLS: cómo se podría captar esta paternidad o maternidad espiritual en la vida cotidiana de los hijos, más allá de la practica religiosa que puede puntualmente tener un padre o una madre? Porque no alcanza con que papá y mamá vayan a misa. De qué manera capta el hijo, de qué manera concreta este ejemplo espiritual de parte de sus padres?

 

SS: Me parece que cuando los ve comprometidos en causas o en tareas que pueden ser tareas muy pequeñas, barriales o personales que no trascienden más allá, pero donde están mejorando la vida común, También eso es religioso, si nos atenemos a la etimología de la palabra religión que es religar, reunir. Los seres humanos estamos bastante desunidos y necesitamos reunirnos, y en este sentido de vivir vidas religiosas, no necesariamente ante los altares, poner lo trascendente en lo cotidiano, no sacarlo de lo cotidiano para  ponerlo lejos e inalcanzable.

 

GLS: Así como la orfandad emocional tenía la trampa de caer en cierta espuma o polvareda  que a veces los humanos generamos para creer que estamos en el campo de batalla  -en este caso- de lo afectivo o emocional, y que estamos dando amor.  En esta orfandad espiritual muchas veces los padres creen que con solo ver programas de televisión y hacer críticas moralistas respecto a los que están viendo es suficiente, no, no es eso

 

SS:  Víctor Franke  que es una persona a la que admiro, no lo he conocido personalmente pero lo admiro, más allá de médico y psiquiatra y psicoterapeuta, sobre todo era un gran filosofo y un hombre de una enorme espiritualidad, el decía que no hay  forma de trasmitir valores que no sea vivir los valores que uno quiera trasmitir. Porque si no uno se convierte en un emisor de discursos vacíos de los valores. Cuando nosotros estamos viviendo aquellos valores que queremos trasmitir a nuestros hijos, porque realmente están encarnados en nosotros y no concebimos otra manera de vivir que no sea con esos valores. Esos valores van a llegar a nuestros hijos aunque no nos sentemos a darles grandes discursos, o estas declaraciones moralistas de las que vos hablas. Ahora, cuando nuestras acciones y actitudes no representan esos valores, la verdad es que  nuestros hijos nos escuchan pero no nos oyen, porque no nos creen, no nos están viendo actuar con los valores que pregonamos.

 

GLS: Esto que escuchamos de un hijo a su padre “me podés vender una hora de tu tiempo?” Esto está expresando un clamor interno de este tiempo..

 

SS: Yo escuché una vez un chico de once años decir, que él creía que a pesar de todo lo que su papá le decía de lo mucho que le gustaría estar con él, pero no podía por su trabajo, que el creía que finalmente para su papá el trabajo era más importante que él. Por lo que recibía no de las palabras pero sí de las acciones. No se equivocaba en su percepción, porque los discursos no pueden ir por un lado y las acciones por otro, cuando los discursos no convergen con las acciones, el sustantivo se impone al verbo y cuando el sustantivo se impone al verbo en lo que hace al amor y a los vínculos, generalmente los vínculos empiezan a padecer anemia. En los vínculos humanos cuando están incluidos los afectos y el amor, el verbo es esencial.

 

GLS: Hay veces que la inquietud de los padres es no saber como entrar en la vida del hijo.

 

SS: La paternidad y la maternidad son para toda la vida, son largas, no se resuelven en un instante, en una respuesta. Es importante dominar la ansiedad. Muchas veces queremos situaciones perfectas donde nosotros hacemos la pregunta, el hijo nos da la respuesta y estamos todos felices. Yo tenía el tiempo, le hice la pregunta y me dio la respuesta. No es así, va a ocurrir cuando ocurra, no ocurre de manera espectacular, nunca, lo importante es estar, cómo me doy cuenta?  A ver, qué pasa cuando una pareja primeriza llega de la clínica y se instala en su casa, primera noche con el bebe, a mitad de la noche el bebe llora, quién se levanta y sale corriendo? La mamá, porque el papá dice, yo no se de que se trata, anda vos. Esto porque culturalmente de generación en generación, se ha venido trasmitiendo que las mujeres saben mas de los hijos, casi pareciera que por instinto. Yo creo que no es por instinto, creo que es por presencia, ella va, no es que ella sabe lo que le pasa al bebe, y entonces a la cuarta noche aprendiste a reconocer el llanto del dolorcito de barriga del llanto de hambre o del llanto de dolor de oídos. Es por instinto, no, es por presencia y por ensayo y error. Entonces cómo construye uno un vínculo, estando ahí, sabiendo que la mayoría de las veces no va a haber respuesta, pero para el hijo lo importante es la pregunta, porque si  mi papá me pregunta quiere decir que le interesa, si mi mamá me pregunta quiere decir que yo estoy en el horizonte de ellos y quiere decir que cuando yo necesite contar tengo una oreja a quien contarle. No es cuando ellos quieran es cuando yo necesite, y ellos tienen que estar.

 

GLS: Los adultos muchas veces somos como los niños, nos dicen que tenemos que tener presencia afectiva, y entonces decimos acá estoy, pero mi hijo no quiere hablar conmigo…. Planteamos los problemas como si fuéramos recién nacidos a la vida,

 

SS: Exactamente, y como todo pensamiento infantil es un pensamiento que idealiza el vínculo, entonces en este vínculo donde somos padres ideales no cabe la confrontación  y tenemos que ser siempre queridos por nuestros hijos, esto nos lleva a tratar de ser amigos antes que padres, para que no nos dejen de querer y empezamos a hacer cosas para ser queridos o para no ser cuestionados, con lo cual cuando nos vamos corriendo del lugar de la paternidad o la maternidad dando lugar a la supuesta amistad con los hijos, lo que vamos dejando es otra vez vacío el espacio donde nuestros hijos nos necesitan y super poblamos un espacio donde nuestros hijos ya van a ir consiguiendo ellos  sus lazos de amistad con sus pares. Los padres no somos pares de los hijos, somos padres. La relación entre padres e hijos es para siempre, desde que se inicia hasta el final una relación asimétrica, y esto no es un error de la creación, está muy bien que así sea porque alguien tiene que guiar al otro, como si fuera un líder que va guiando a alguien que va creciendo, porque si los dos somos iguales quién nos guía? En situaciones límites no va a haber un conductor, nuestros hijos necesitan que seamos sus padres para poder confrontar incluso con nosotros. No se crece sin confrontar. Confrontar es una forma de crecer y de ir elaborando herramientas propias para la vida. Pero si nosotros queremos que nuestros hijos nos quieran siempre, no nos van a querer siempre si no les ponemos límites y si les damos todo y nos corremos del lugar del padre. Al contrario nos van a reclamar mucho después. No estamos construyendo una relación de cariño, estamos dejándolos desprovistos de herramientas para crecer. Por ejemplo el límite que a veces produce tanta confrontación, el límite,  contra lo que a veces se cree, no es que impida el crecimiento o impide el desarrollo, al contrario donde hay un límite, se crece más, porque cuando no se puede todo, tenemos que desarrollar nuestra capacidad de elegir y cuando desarrollamos nuestra capacidad de elegir, desarrollamos también nuestra responsabilidad, porque yo al elegir tengo que saber que es lo que dejo y que es lo que tomo, y sé cuales son las consecuencias de tomar una cosa y dejar otra y no voy a echarle la culpa a nadie de esta consecuencia sino que me voy a hacer cargo. Cuanto mas responsable es una persona mas libre es, de manera que ponerle límites a nuestros hijos es ayudarlos  a que desarrollen su responsabilidad y por lo tanto su libertad. De manera que esa paternidad ideal donde todos nos queremos mucho, como una familia ideal, no va. Querernos mucho no es no tener conflictos. El conflicto también es una forma del amor, donde el amor se prueba y trasciende, porque sino es todo muy fácil.

 

GLS: Esto lo describís en el libro como orfandad normativa, es una de las orfandades mas notables o mas evidente en este tiempo. Es decir, la orfandad de normas, de pautas, de límites. En una entrevista que hicimos a una persona que trabaja sobre Creatividad en España nos decía que la creatividad surge de la necesidad, por lo tanto de la carencia, es decir que cuando hay un límite hay una carencia y lo que se desarrolla en nuestros hijos es la creatividad para suplir esa carencia. De manera que el límite es una forma de estimulo a la creatividad de los hijos.

 

SS: Si yo nunca camino, puede ser muy cómodo andar siempre por escaleras mecánicas o por cintas que me transportan de un lado a otro, pero mis piernas, que están hechos para caminar nunca van a caminar y el día que yo me pare y quiera caminar, como los músculos no fueron ejercitados nunca, me voy a caer inmediatamente, no me voy a poder sostener en pie. Cómo se desarrolla la fortaleza de las piernas y la habilidad para caminar, justamente cuando tengo que caminar, no me puedo trasladar solamente desde el pensamiento sino que tengo que hacer el esfuerzo de ir de un lugar a otro caminando y eso fortalece mi organismo, le da la utilidad para las que fueron creadas estas herramientas. Bueno, las personas estamos llenas de recursos de tipo emocional, psíquico, intelectual, etc. pero que nunca se van a desarrollar si no tienen la oportunidad de desarrollarse, y la oportunidad de desarrollarse es cuando aparece el límite. El no, por acá no se va, entonces desarrolla tu creatividad para ver por dónde se va y a dónde se llega. Pero si todo es sí, la verdad que uno esta criando hijos que no están preparados para un no y el no que no dan los padres lo da la vida. Porque la vida esta siempre haciendo preguntas y la vida pregunta con situaciones, no pregunta con palabras.

 

GLS: Un ejemplo que vos citas en tu libro es la tragedia de Cromañon, Allí citando un Pastor Evangélico en un texto muy fuerte que se titula “Adultos irresponsables, tragedia segura” dice Jorge Galli con mucha rigurosidad y mucha lucidez, desarrolla la responsabilidad de los adultos, dice así: En el mundo de los adultos no hemos escuchado un solo mea culpa, (recordemos que murieron 192 chicos) una sola autocrítica, un solo gesto de arrepentimiento, ni de parte de los funcionarios, ni de parte de los empresarios, ni de parte de los músicos, ni de parte de los padres. Es decir, el sector adulto no hizo ninguna autocrítica ante la realidad de 192 niños muertos. Y como estamos hablando de padres, te pregunto: En qué podrían haber sido responsables los padres de esta tragedia de Cromañon?

Estos ejemplos de domino público nos permiten darnos cuenta de las excusas que a veces los adultos tenemos a la hora de asumir las responsabilidades.

 

SS: Se habló poco de la responsabilidad de los padres, porque había ahí madres y padres, casi adolescentes o poco menos con sus bebes. Ya el embarazo adolescente es una responsabilidad  paterna más que de los padres y madres adolescentes. Creo que es una denuncia de una ausencia, hay trabajos estadísticos que dicen que los padres adolescentes provienen en general de hogares con ausencias de figuras paternas, padres abandónicos. Qué haya sucedido esa noche la tragedia de Cromañon, es casi una cuestión del azar, pudo haber sucedido muchas veces antes y muchas veces después y los padres nunca se hubieran enterado de a qué lugares y en qué tipo de condiciones iban sus hijos, cuando todavía muchos de estos chicos estaban en edades no emancipadas, por lo tanto un padre hasta que su hijo se emancipe tiene que tomarse el trabajo de decirle a dónde vas, cómo vas, a que hora volvés, ahí no vas , y no tener miedo a esto. Un padre por ejemplo le puede decir a un hijo (de 12 o 13 años), yo estoy en absoluto desacuerdo con que vos tomes alcohol, me parece que no es edad todavía. Yo no te voy a seguir a todas partes, no te voy a poner un detective, pero yo no quiero que tomes alcohol y en todo caso el día que tomés tu primer vaso de cerveza lo vas a tomar conmigo, los límites se ponen y después se corren, cuando ese mismo chico creció, se le puede decir ahora podes tomar pero un vaso y hacerle saber que todo lo que va mas allá de esta posición explícita del padre o de la madre, tiene consecuencias y si el padre se entera hay un castigo, y el castigo se cumple. Desde que los chicos son chiquitos tienen que saber que se hacen cargo de las cosas que hacen, no quiere decir que nos las vayan a hacer pero tienen que saber que si hacen ciertas cosas hay un castigo y que eso que se les anunció que va a pasar, pasa. Lo cual habla muy bien del padre y su palabra. La palabra de mi padre es una palabra que se cumple.

 

GLS: Saben lo que piensan los chicos, los chicos pueden insultar, patalear, gritar, pero en el fondo cuando se van a dormir a veces llorando, piensan mi viejo me debe querer mucho, porque si a pesar de todo lo que le dije se mantiene en su postura es porque confía mucho en el amor que me tiene.

 

SS: y si el chico no llegara a pensar eso, Gabriela, es importante que los padres en esos períodos de confrontación, les recuerden a sus hijos que sería  mucho mas fácil no confrontar, decirle que sí, mirar para otra parte y seguir con mis cosas. La verdad es que uno necesita mucho amor y mucho compromiso, te quiero mucho por eso me estoy tomando todo este trabajo y todas estas discusiones. Esto es tiempo que te dedico, el tiempo de la confrontación, el tiempo de la discusión, es un tiempo que uno le dedica al hijo. Y hay que avisarle y hacerle saber que esto también es un acto de amor y que el amor no es solamente almíbar, que el amor se manifiesta de muchas maneras y  pero que necesita siempre presencia.

 

GLS: Es tiempo y también es energía, porque cuando vos venís después de 8 o 10 horas de trabajo, donde seguramente también has tenido muchos conflictos, y de pronto tenés que confrontar con tu hijo, en una confrontación que resulta mucho mas dolorosa y preocupante porque te encontrás de pronto con que tenés que tomar una decisión, dar un permiso o decir no, necesito pensarlo, necesito ver lo que va a hacer, donde vas a estar y se te viene toda una descarga de parte del adolescente. Eso realmente es un tiempo que se dedica y una gran cantidad de energía.

SS: Eso es el amor hecho verbo. Quizá para que a esto le pongamos una forma mas poética, podemos decir: Elegir ser padre o ser madre es convertirse en una suerte de jardinero humano, un agricultor, primero preparan la tierra, después ponen la semilla y no vienen dentro de un año a buscar el fruto de la planta, están ahí cuando hay sequía, cuando hay inundación, están ahí cuando el sol es benéfico para aprovechar los beneficios, están ahí cuando la lluvia es benéfica para aprovechas los beneficios, luchan contra la plaga, le ponen un tutor a la planta para que la guíe cuando todavía el tronco es débil pero le sacan el tutor cuando ya mas que una guía es una molestia. Podan, pero no para mutilar, podan para permitir seguir creciendo., pero la poda es como el límite que no mutila sino que da una forma para seguir creciendo, y finalmente al cabo de toda esta tarea y de toda esa presencia, van a cosechar el fruto que la planta dé, no el fruto que ellos quieran, o que ellos le exijan a la planta que dé, sino el fruto que la planta dé porque se le permitió a esa semilla convertirse en la planta que ya estaba en la semilla, y lo que hicieron ellos fue crear todas las condiciones y acompañarla con compromiso y responsabilidad para que esa semilla se convierta en la planta que es y  dé el fruto que tiene que dar. Y ahí la misión está cumplida, la verdad es que esta es la tarea de la paternidad y de la maternidad,  no ir al supermercado y comprar el fruto de la planta sin saber como llego a eso.

 

Pregunta: Se debe responder al pedido de los chicos?

 

SS: creo que a veces es más fácil en lo inmediato y más difícil  en el largo plazo  responder siempre a los pedidos de los chicos. Los chicos que tienen más presencia y más acompañamiento de los padres tienen menos la palabra comprame en la boca. A veces la voracidad del comprame es para llenar un vacío de presencia. Siempre los chicos van a querer algo, estamos en una sociedad de consumo y la tentación está en todas partes para chicos y para adultos, el tema es que los chicos son la cabecera de playa para que consuman los adultos y esto hay que tenerlo muy presente y muy en cuenta porque el marketing es una industria tremenda con muy pocos escrúpulos a veces  y la publicidad no tiene ningún empacho en valerse de los chicos para llegar al bolsillo de los grandes.

 

Pregunta: Un adolescente que tiene fobia a ir a la escuela y aparentemente trastornos alimenticios o  anorexia. Querés comentar alguna cosa?

 

SS: Es un poco difícil, cada historia es única, pero a veces hay que ver cuánto de exigencia hay puesta sobre este chico. A lo mejor la fobia tiene que ver con que él ya dio de sí todo lo que tenía  pero quizá también lo fue a un costo muy alto para él, tratando de cumplir expectativas que no eran las de él. A lo mejor él hubiera sido feliz siendo un alumno mediano y había una enorme exigencia sobre él a ser el mejor alumno, lo llevó hasta donde pudo y ahí ya no pudo más. Después habría que ver que relación tiene con el tema de la comida, porque el dejar de comer es también igual que el dejar de ir a la escuela, el  retirarse de ciertos lugares donde puede haber estado muy presionado.

 

Pregunta: El temor de los hombres divorciados?

 

SS: Este es un temor bastante generalizado entre los hombres divorciados. Esto de que ahora que va a pasar conmigo y con mis hijos, que va a pasar con el vínculo, no quiero que me vean triste, no quiero que me vean decaído, en todo caso me alejo y vuelvo cuando esté mejor. Yo creo que es muy importante no perder nunca el contacto con los hijos y es muy enriquecedor para todos que los hijos vean al padre real, que sepan que su padre es un hombre que se entristece, que su padre está decaído, que el día que lo vean resurgir, vean de dónde resurgió y no que vean un padre tipo Superman, maravilloso que se  borró y que cuando volvió ya estaba otra vez invulnerable. Es preferible un padre que acompañe el proceso y seguir estando cerca porque es cierto, nadie se casa para divorciarse pero si el divorcio sobreviene, de los hijos no se divorcia nadie. También pasa que algunos hombres a partir del divorcio empiezan a tener con sus hijos un vínculo que antes depositaban en la madre.

 

Pregunta: Hablando de los hijos huérfanos de padres. Los chicos están todo el tiempo fuera de su casa, un tiempo en lo de una abuela, otro tiempo en lo de la otra abuela, y no existen para los padres, verlos una o dos horas en el día, parece que les alcanza  decirles “te quiero”  por el celular, o comprarles todas las cosas  y que los tíos y abuelos se hagan cargo. Y de este tema no se habla en la familia para que no haya disgustos… Vos crees que eso es razonable o hay que hablarlo? Porque los niños están bien cuidados pero no por sus padres.

 

GLS: Pero son huérfanos, como acabamos de decir, sería motivo de todo un desarrollo que esta descrito en el libro, sobre el choque generacional, realmente los abuelos ven con mucha preocupación lo que está ocurriendo con sus nietos. Ese tipo de orfandades

SS: Sí, creo que en general, si uno lo ve tiene que decirlo. Cuando hay violencia doméstica, o cuando hay chicos que están sufriendo, los de afuera no son de palo. Es una forma de paliar un poco la orfandad. Si hay alguien de afuera, cercano y que los quiere y se queda callado, es casi un doble círculo de orfandad, alguien tiene que abogar por los chicos y recordarles a los padres que son padres.

 

GLS: Me gusta mucho la imagen del doble círculo de orfandad, el del círculo inmediato de los padres, el círculo de la familia extensa y hay otro círculo el de la escuela que también lamentablemente muchas veces es abandónica, hay otro círculo que son las instituciones y los medios de comunicación donde nosotros intentaríamos no estar fallando y hay otro circulo mas amplio que son las instituciones oficiales, las políticas de educación, de contención y  acompañamiento de los jóvenes. Cuantos círculos están fracasando hoy para llegar a estas estadísticas dramáticas en torno a la vida de los adolescentes, Digo esto para que antes de acusar a nuestros jóvenes de vagos, de irresponsables etc. (que también muchas veces lo son) nos miremos para adentro los adultos y reflexiones acerca de que clase de mundo les estamos ofreciendo

Gracias por tu aporte a la humanidad, es un orgullo tenerte entre nosotros

 

SS: Para mí es un privilegio poder participar en  un medio que dedica semejante espacio y con tanta calidad emocional e intelectual a temas que realmente lo merecen. Gracias y podes contar conmigo toda vez que sea útil mi presencia.

 

GLS: Gracias, Sergio hasta cualquier momento, Dios te bendiga.

RecomendarFacebook
La sociedad de los hijos huérfanos
La sociedad de los hijos huérfanos




Volver a la página anterior...

Asociación Civil Radio María Argentina

Contacto: Para comunicarse con Radio María Argentina haga clic aquí