Radio Maria
Argentina
Autogestión Historial Escuchar en Vivo
  Buscar   Buscar
Sumate con tu donación
24 de abril de 2014 03:49 horas Programa Actual: Semillas del Reino (R)
Emisoras en el País

World Family Radio Maria
 
Contenido de Palabras de Vida
Problemas en las familias
Ven Espíritu Santo, ven especialmente sobre nuestras familias, las familias que están con conflictos, heridas, con resentimientos, rencores, con terribles dolores, sin trabajo, con adicciones. Ven Espíritu Santo, hoy te pido que sanes este miedo al fracaso que existe en tantos matrimonios y tantas familias ante una sociedad pos-modernista que bombardea, que invade, que destruye, que erosiona. Ven Espíritu Santo, ven fuerza de lo alto, queremos confiar en vos, sabiendo que todas nuestras tareas, de alguna manera, terminan bien si dejamos que las bendigas y las ilumines. Por eso vení Espíritu de Dios, amor del Padre Dios y del Hijo Jesús, vení sobre nosotros, sobre cada familia, sobre cada hogar, sobre cada lugar donde está llegando en este momento la emisión de la radio. Bendecí cada trabajo y cada tarea, danos claridad, habilidad, sabiduría para hacer las cosas bien. No dejes Espíritu Santo que descuidemos nuestras obligaciones de estado como esposo, como esposa, como padre, como madre, como hijos, como hermanos.

Que no nos dejemos llevar por la indiferencia, por la comodidad, por el que me importa, por el desaliento, por la tristeza, por la depresión, por la amargura, por la ingratitud. Tómanos Espíritu Santo para que podamos ver que hay que hacer en cada momento, en cada circunstancia y que podamos dar el paso para hacerlo ya que a cada día le basta su aflicción y su pena, que vivamos cada día en el hoy, en el ahora, en el aquí en este instante la gracia y bendición de ser familia, de ser hogar, de ser pequeña iglesia doméstica. Queremos trabajar firmes y seguros con tu Gracia. Sabemos que con tu ayuda todo terminará bien y que si sabemos discernir sin cometer errores, orando, alabando, bendiciendo, meditando, consultando, también aunque haya alguna caída o error sacaremos, sin dudas, un bien y un provecho y un crecimiento y una madurez. Por eso ven Espíritu Santo, ven a través de la poderosa intercesión del Corazón Inmaculado de María, madre de las familias, Reina de la Paz, Reina del Santo Rosario. Amen




Hoy, siguiendo con los testimonios sacerdotales, tenemos el del padre argentino, Daniel Petelín, que nos dice “que bueno es ser misionero”. Soy sacerdote diocesano, pertenezco a la diócesis de Concordia y estuve 6 años en Benin, África. ¿Por qué me fui lejos si aquí también necesitamos? Efectivamente, aquí necesitamos pero también es cierto que tenemos muchas posibilidades. Aquí tenemos agua, luz, teléfono, radio, televisión, médicos, rutas, puentes, colectivos. Allá no hay nada de esto y para colmo con temperaturas muy altas donde a la noche hace 40 grados sobre cero sin ventilador, ni aire acondicionado, ni agua corriente, ni luz eléctrica. Todos duermen afuera, yo también, al aire libre con mosquitos, escorpiones, serpientes, hormigas. ¿Qué necesitan allá? Necesitan testigos del evangelio, laicos o consagrados, que irradien con su vida lo que anuncian con su palabra. Yo sabía que si Dios me quiso allí debía jugarme entero por la evangelización, en la promoción humana y en el desarrollo social  ¿Qué hice al comienzo? Traté de insertarme en su mundo, en su cultura, en su lengua, en sus comidas y aprendí a celebrar la misa en Baribá, a comer con la mano, me resultaba rica la polenta que era la comida de casi todos los días y también las ratas en estofado los días de fiesta.

 Aprendí la riqueza de sus costumbres y lo bueno y lo malo de sus creencias, aprendí a vivir en medio de musulmanes y Anilistas. ¿Qué me impresionó? La alegría de la gente en medio de su pobreza y sus dificultades y como aceptan la realidad y las situaciones que les toca vivir con mucha más serenidad que nosotros en medio de todo. ¿Como fue el trabajo evangelizador? Me dediqué a acompañar a las comunidades cristianas que hacia poco tiempo habían comenzado en donde había muchos simpatizantes cristianos pero pocos bautizados ya que es una tierra de primera evangelización. Además, busque apoyar a los catequistas dándoles formación y nombrando nuevos catequistas en las comunidades que decidían hacerse cristianas. Cuando llegué, en 14 pueblos había algunos cristianos, con el paso del tiempo, 6 nuevos pueblos decidieron adherirse a la fe cristiana. Las comunidades crecían y tuvimos que hacer nuevas capillas más grandes que las existentes, hasta de 20 mt de largo.

Éstas eran de adobe, con tirantes que cortaban con motosierra directamente de los árboles de la selva y techábamos con chapas de cinc. ¿Mi tarea tuvo que ver solamente con la animación pastoral? Pregunta el padre Daniel. No, dice, para evangelizar hay que atender toda la persona, toda su realidad, muchas veces dolorosa realidad, me partía el corazón ver morir tantos niños en ocasiones hasta sesenta niños en un mes en una población de 1000 personas. Algo tenía que hacer, yo era consiente que no fui para cambiar la realidad pero si para mejorarla. No había centros de salud, médicos, remedios, entonces organizamos farmacias en varios pueblos que funcionaron como pequeñas salas de salud pero vimos que la mayor causa de muerte era ocasionada por el agua que quedaba estancada en los charcos durante ocho meses de sequía llena de parásitos y que era la única que tenían para beber. Entonces comenzamos a realizar pozos de agua de 20 o 25 mts de profundidad tipo aljibe, cavados con pala y pico, a mano, hasta llegar al agua clara, fresca, limpia y sana

Que bendición tener agua, que fiesta poder inaugurar un pozo de agua. A esa tarea dedique mucho tiempo y fueron abundantes los pozos que juntos pudimos hacer. Pero no solo necesitaban agua o remedios, también necesitaban leer y escribir y por eso organizamos con ellos escuelas en lengua oficial es decir, en francés y también alfabetización en lengua autóctona ya que la mayoría habla solo la lengua de la etnia. Además, muchas veces guiábamos la reparación del camino de 15 Km de acceso al pueblo, que se hacia con carretillas y palas, con más de 100 jóvenes voluntarios. Que bueno es ser misionero!! Nos dice el padre Daniel, soy feliz de ser sacerdote y muy feliz por haber comprendido que el sacerdote diocesano es también un misionero. Así nos cuenta el padre Daniel Petelín, de la diócesis de Concordia en Entre Ríos su misión en África, seguramente de muchos años, aquí nos cuenta, 6 años estuvo en Benin África. Me parece importante que ustedes sepan que hay familias argentinas misionando

El tema de hoy sobre las familias me gustaría seguir tocándolo el sábado que viene porque un poco las heridas que tienen hoy muchas familias de este siglo XXI que no son las del siglo XX  Las familias del siglo XX han sido las familias de la modernidad que tenían cierto valores, ideales, proyectos, programa de vida donde se involucraban unos con otros. Por supuesto que había también falencias, pero la familia del siglo XXI parece, mas bien, ser atacado por lo podíamos llamar el pos-modernismo un poco la tendencia de la nueva era adonde no existe mucho la racionalidad sino que todo se maneja por el sentimiento, lo que yo siento ahora, lo que no siento, lo que me pasa ¿no? Le cuesta mucho comprometerse con el otro, dar la vida involucrarse, donde mas bien todo es fragmentario, donde no se ve un proyecto entero. Podíamos seguir mucho sobre este tema pero algún día voy a hablarles más sobre lo que es el pos-modernismo porque tiene cosas muy interesantes también, por supuesto.

 Pero la expresión más flojota del pos-modernismo es la corriente llamada New Age, nueva era o era de Acuario que tiene el pensamiento mágico, un pensamiento irracional, que se deja llevar mucho por la superstición, el horóscopo bueno el cholulaje que hoy lo domina todo, la frivolidad, el culto al cuerpo en una forma exagerada, a lo físico, puesto que hoy vemos la superficialidad, el egoísmo, el individualismo, el hacer la suya, el fido dido, bueno, todo esto. Pero ¿Qué pasa  con las parejas y las familias del comienzo del siglo XXI? Yo les voy a leer un texto y atención, este texto pertenece al ministerio de educación de un país de América latina, escuchen bien eh, ¿saben cual es ese país? Cuba, si, es un texto de educación sexual del ministerio de educación de la República de Cuba y escuchen lo que dice “La familia es el grupo social que se constituye a partir de la unión voluntaria de un hombre y una mujer quienes deciden hacer una vida en común. Los padres son los primeros e insustituibles maestros que con amor y ternura deben acompañar a los hijos en el proceso de crecimiento, de volverse adultos plenos, responsables y protagonistas de la construcción de nuestra sociedad” escuchaste ¿no? El texto actual es de educación sexual del ministerio de educación de Cuba. Mientras que en las escuelas de Cuba, el estado difunde esta afirmación importante, en algunos países de occidente se discute sobre la legalización de las uniones de las personas del mismo sexo como en Uruguay, Bs As y otros lugares y su capacidad para la adopción de niños y niñas.

Desde hace 2.000 años un sector del judaísmo y con más razón el cristianismo, proponen el matrimonio monógamo y estable práctica que ya existía en la isla de Chiloé en la república de Chile, mucho antes de que llegaran los españoles y los misioneros Jesuitas. Por el contrario, en zonas del oriente musulmán se resiste la imposición del matrimonio monogámico aunque reconociéndolo como libre alternativa ante la poligamia e incluyendo los beneficios sociales y los derechos de herencia para todas las esposas de un mismo varón. Por su parte las autoridades de China, país donde solo se permite un hijo por pareja resolvieron prohibir el aborto que está legalizado cuando se lo solicita por selección de sexo. Les cuento un poquito: por una tradición muy antigua los chinos valoran más el nacimiento de un varón que el de una niña y por ese motivo, si la ecografía informa sobre la existencia de una niña se provoca el aborto, pero que pasó, el resultado actual ha sido un terrible desequilibrio demográfico y por eso dieron marcha atrás

Como están dando marcha atrás en Francia, Italia con el tema del aborto. En Argentina según los datos comparativos de los dos últimos censos nacionales en 1991 el 18% de los argentinos convivía en uniones de hecho llamadas concensúales, para no darle otro nombre ¿no? Mientras que una década después se produjo un importante crecimiento hasta alcanzar el 27%  Lo más notable es que en la franja de jóvenes de entre 14 y 24 años se registra un 30% de matrimonios llamados legales o sea de unión civil aunque mas no sea y un 70% de uniones de hecho o sea las concensuadas. Es posible que los jóvenes, más influidos por la pos modernidad reconozcan más fuerza en el poder del sentimiento, de lo que yo siento, de lo que quiero hacer, de lo que me gusta y en cambio se encuentren menos capacitados para asumir responsabilidades de largo alcance, proyectos de futuro y opciones de vida definitivas. Fíjense que el Pontificio Colegio para las Familias dice “más allá de su rasgo común negativo que consiste en postergar, ignorar y rechazar la unión matrimonial, a la hora de describir sus características positivas sobresale un cierto compromiso más o menos explícito de fidelidad recíproca, por así llamarla, mientras dure la relación”

El cambio de vocabulario muestra también las nuevas situaciones, mientras que hasta hace poco tiempo eran novios el varón y la mujer que proyectaban casarse y recién entonces vivir juntos, ahora, las llamadas parejas entre comillas, palabra que sinceramente no me gusta, se van a vivir juntas, se presentan como novios pero en más de una ocasión manifiestan no estar seguros del tiempo que durará esa convivencia. Si alguien se atreviera a llamarlos concubinos se ofenderían porque la palabra tiene una carga peyorativa aunque no hace mucho escuché en Eseiza a dos parejas jóvenes, empleados de aerolíneas, que con espontaneidad se llamaban concubinos porque así lo decía una de esas fórmulas que hay que llenar para conseguir puntaje para vuelos, decían, vos sos mi concubino, vos sos mi concubina y es la más exacta de todas ya que viene del verbo latino concubina re que significa dormir juntos. Eso significa concubino. Si solo se mira el significado del término todo matrimonio, cualquiera sea su situación legal es concubinato pero ya desde antiguo se lo utilizó para diferenciar a la mujer concubina de la esposa. Así por ejemplo, el primer libro de las crónicas, numera a los hijos del rey David sin contar los hijos de las concubinas 1º cróni 3-9  También existen muchos hogares monoparentales generalmente a cargo de la madre solamente, por eso mono, uno, parentales, parientes, a veces en común con los abuelos, situación provocada no solo por la muerte del esposo sino por el abandono, irresponsabilidad, ante la ausencia del varón que en algunos casos desapareció o angustiado por no poder mantener la familia prefiere retirarse con destino desconocido. En diferentes circunstancias y sin diferencia de clase social en el ámbito de la familia, donde se supone un ambiente de mayor cariño y contención, surge el abuso sexual infantil. En la mayoría de los casos abuso físico o psicológico o moral. En la mayoría de los casos el abusador es un pariente muy cercano y en casos más dramáticos el propio padre o padrastro. Con mirada crítica, durante el año 2003 en Argentina, se señaló que el desempleo, la creciente pobreza y la marginación compulsiva de vastos sectores a causa de la crisis económica, genera desencuentros, pérdida de los vínculos afectivos, distorsión de los roles hasta llegar a disgregar el núcleo familiar. Una familia en riesgo, como hoy se la llama, pierde la capacidad de reacción parta ayudar a sus miembros ante los peligro del alcohol, las adicciones, la droga, el juego compulsivo o cualquier vicio que comprometa su integridad

Pero simultáneamente, se percibe que la familia sigue siendo un valor apreciado por nuestro pueblo. El hogar es un lugar de encuentro de personas y en las pruebas cotidianas se recrea el sentido de pertenencia, gracias a los afectos auténticos de paternidad, filiación, fraternidad y nupcialidad aprendemos a sostenernos mutuamente en las dificultades, a comprendernos y a perdonarnos, a corregir a los niños y a los jóvenes, a tener en cuenta, valorar y querer a los abuelos y a las personas con capacidades diferentes. Cuando hay familia se expresan verdaderamente el amor y la ternura, se comparten alegrías haciendo fiesta y sus miembros se solidarizan ante la angustia del desempleo y ante el dolor que provoca la enfermedad y la muerte. El censo nacional del 2001 señala que el total de los hogares el 95% posee núcleo familiar es decir, cuenta con ambos cónyuges con o sin hijos, o con uno de ellos y sus hijos.

Tal vez estos números, afirmaba José Carlos Rena director nacional de población, nos ayuden a adquirir una visión un tanto más optimista sobre el valor que los argentinos damos a la familia como institución, como comunidad fundamental de la sociedad, como ámbito donde compartir y trabajar por algo común y especialmente que se despabilen los legisladores de todo el país para darse cuenta que los argentinos queremos vivir en familia y por lo tanto las leyes apoyen el hogar, la familia con valores, con vivienda, con dignidad, con trabajo, con leyes que apoyen una auténtica educación. Me llama la atención que en el debate sobre la ley de radiodifusión, casi nadie hable sobre los contenidos que tiene la televisión y que no ayuda a nadie y menos a la familia. La televisión basura que hoy es la mayoría de la TV argentina. La pos modernidad y la globalización que colorean los inicios del siglo XXI  abren muchos interrogantes, sin lugar a dudas y estimulan la búsqueda de nuevas respuestas, por supuesto.

 El creciente número de uniones de hecho, las nuevas parejas de divorciados y otros tipos de convivencia requieren formas nuevas de acogida y atención pastoral. Quien duda de esto, ya lo decía Juan Pablo II en navega mar adentro, “una atención particular se ha de prestar también a la pastoral familiar especialmente necesaria en medio de la crisis legalizada y profunda de esta institución familiar” Por eso entonces, yo lo que quiero con esto es más que nada provocar la reflexión, el diálogo también a nivel de parroquia, de diócesis como están llevando adelante la pastoral familiar, como están llevando adelante el tema de la preparación próxima y remota al matrimonio, al sacramento del matrimonio, como están llevando adelante el acompañamiento de los matrimonios o parejas en crisis, como están llevando adelante el tema de la familia como trasmisora y al cuidado de la vida integralmente, la vida integral, no solo el aborto, la eutanasia sino la cultura de la vida con todo lo que significa, la ecología el respeto, los valores, el no a las adicciones de todo tipo

Mi idea era esta, provocar este diálogo, preguntarte a vos que me estas escuchando, que estas en tu casa quizás con angustia por allí porque a lo mejor tu familia no es el ideal que vos quisieras, bueno, empezá por aceptar la realidad que tenés y con la gracia de Dios y la creatividad que El te da intenta cambiar pasito a pasito, poquito a poquito, día tras día esa realidad pero te pregunto ¿Cuáles son las principales causas que afectan a tu familia? Al entorno de tu hogar, de tus parientes de tus vecinos, de tus compañeros de trabajo, de estudio ¿Qué te parece, lo compartimos? No voy a agotar el tema hoy pero al menos lo voy a exponer, hoy y el próximo sábado también y después iluminaremos con los textos bíblicos lo que estoy diciendo. Antes con la aprobación del sacerdote y la participación de algunos ancianos que fijaban la dote y los regalos de las respectivas familias se armaban los matrimonios. La noche de la boda la novia era conducida a su futuro hogar acompañada por todos los parientes que iluminaban la marcha con antorchas. Una vez en la casa, los novios se sentaban sobre una estera y el sacerdote les ataba las puntas de sus respectivas tilmas simbolizando así la unión matrimonial. En el antiguo pueblo judío el matrimonio solía unir a personas muy jóvenes. Los rabinos fijaban la edad mínima de 12 años para la mujer y de 13 para el varón. Después de un año de realizado el compromiso o desposorio, tenía lugar la ceremonia matrimonial sin ningún rito religioso social.

 Comenzaba con un cortejo integrado el novio y sus amigos a quien luego se agregaba la novia y sus amigas. El banquete, el baile y el ambiente de fiesta se prolongaba alrededor de siete días y participaba todo el vecindario generalmente en la casa del novio. Esto recuerda muchos textos del evangelio y sobre todo cuando faltó el vino en las bodas de Caná imagínense, con semejante fiesta. Muchos jóvenes pos modernos celebran el comienzo de vivir juntos con una discreta fiesta donde cada amigo, amiga trae unas empanadas, unas bebidas, unas sillas o almohadones porque el mobiliario es escaso. También el vínculo resulta muy precario, casi sin nombrarlo reduce un valor que de no cumplirse, significa la ruptura definitiva Todas y todos piden fidelidad es decir, exclusividad en la vida íntima de la pareja. Terceros y terceras abstenerse. Otros hombres y mujeres incluyen un proyecto más comprometido a futuro y se unen con las formalidades burocráticas del registro civil.

 Recordemos una vez más que el matrimonio civil fue incorporado a finales del siglo IXX por el código civil que escribió el cordobés Dalmacio Velez Sarsfield. Antes no existía, en ningún país existía esto de que el estado intervenga burocráticamente uniendo parejas cosa que sinceramente, mucho al estado no le corresponde. Existen países donde en alguna oficina pública se recibe a la novia vestida con el clásico traje blanco y se encuentra con su novio acompañados por los acordes de la marcha nupcial. Eso es toda una parodia muy pos modernista, mucha máscara, mucha careta, mucho carnaval, mucho circo ¿no?  Algún pos moderno siente a las distintas iglesias como objetivamente controladoras del pensamiento y la conducta en cambio otros sostienen que el amor de la pareja tiene una dimensión religiosa y quieren unirse en matrimonio en ceremonias que ofrecen las sinagogas judías, los templos evangélicos y también por supuesto, las iglesias católicas

La iglesia católica considera al matrimonio como una forma única de amistad personal con características de un amor plenamente humano, total, fiel, exclusivo y fecundo. Ya lo decía Pablo VI en la carta sobre la vida humana “bajo esta luz aparecen claramente las notas y las exigencias características del amor matrimonial siendo de suma importancia tener una idea exacta de ella, es ante todo, un amor plenamente humano es decir, sensible y espiritual al mismo tiempo. No es por tanto una simple efusión del instinto y del sentimiento sino que es también y principalmente, un acto de la voluntad libre llamado a mantenerse y a crecer mediante las alegrías y los dolores de la vida cotidiana de forma que los esposos se conviertan en un solo corazón y una sola alma y juntos alcancen su perfección humana. Es un amor total, esto es una forma singular de amistad personal con la cual los esposos comparten generosamente todo, sin reservas indebidas ni cálculos egoístas.

 Es un amor fiel y exclusivo hasta la muerte, así lo conciben los esposos el día en que asumen libremente y con plena conciencia el empeño del vínculo matrimonial, fidelidad que a veces puede resultar difícil pero que siempre es posible, nadie puede negarlo. El ejemplo de numerosos esposos a través de los siglos, demuestra que la fidelidad no solo es natural al matrimonio sino también manantial de felicidad profunda y verdadera y por fin dice Pablo VI es un amor fecundo que no se agota en la comunión entre los esposos, en la común unión entre los esposos sino que está destinado a prolongarse suscitando nuevas vidas. El matrimonio y el amor como tales están ordenados por su propia naturaleza, a la procreación y a la educación de los hijos”  Esto dice el papa Pablo VI en la carta sobre la vida humana. Por eso que interesante que es esto porque más allá de los fracasos que a lo mejor vos tuviste en tu vida, entre comillas pongamos la palabra fracaso, yo creo que hay que tener en cuenta primero esto, uno tiene que descubrir que hay dificultades pero no por eso dejar de proclamar el evangelio del amor y la verdad sobre el matrimonio y la familia

Y esto, por favor, sin discriminar a nadie, aceptando las dificultades de unos y de otros, es importante porque sino, estamos escondiendo el sol debajo de la mano. Hay mucho por iluminar en esto que es el proyecto del amor de Dios sobre el matrimonio y la familia. Tomando aquel texto de San Pablo, Colosenses 3-21 “padres, no exijan demasiado a sus hijos” nunca estas palabras de San Pablo han tenido tanto significado como en este momento histórico que estamos viviendo porque lo ideal sería que los padres y las madres se esforzaran por brindar a los hijos las condiciones favorables para su desarrollo integral, empezando por ser un hogar estable, en el que puedan crecer seguros y felices. Pero ¿Qué está ocurriendo hoy? Por diferentes razones esto no se da y Dios bendice a quienes aún a costa de muchos sacrificios consagran la vida para sacar adelante a sus hijos.

 En todos esos casos a los que se les pide mayor comprensión y madurez es a los hijos que deben entender y perdonar al adulto que los abandonó, superar la  soledad y luchar por salir adelante con quien todavía está a su lado y aceptar al que llega para llenar el lugar que queda vacío  Ellos deben ser maduros para no interferir en las relaciones amorosas de su padre o de su madre y superar la rivalidad con sus medios hermanos, esforzarse por aceptar y amar a su nueva familia. Si, yo se que es difícil pero esto que digo no son casos teóricos, son casos que uno conoce muy de cerca. Entonces, solo se que a partir de la realidad que estamos viviendo y de asumir y aceptar esa realidad por más terrible y dolorosa que sea, solamente así pueden las cosas comenzar a cambiar para mejorar. Porque cuando hablamos del terrible drama de la desintegración familiar no estamos pensando solo en el dolor de los hijos o de los niños. Hay muchos corazones de hombres y mujeres adultos, golpeados y heridos

¿Quién no conoce los casos tan dolorosos de mujeres abandonadas por no ser tan jóvenes y bonitas como antes?  O quizás el caso de ese varón abandonado, estoy hablando de testimonios que conozco eh, porque era atlético, de 1,86 mt y al año de casado tuvo un accidente de auto que lo dejó parapléjico y su joven, simpática y hermosa mujer se fue. O la mujer que pasó los 40 o 50 y el esposo la dejó por otra más joven de su ámbito laboral. También conozco el caso de hombres que han sido abandonados por sus esposas por el delito de no ganar el mismo dinero que ganaban antes y acusándolos de incapaces, fracasados, estresados o poco románticos. Los han sustituido por aventuras amorosas con casi adolescentes. Sería interminable la lista de casos en que también he visto llorar padres y madres de hijos drogaditos, alcoholizados, con problemas graves a nivel afectivo, desviaciones. A adolescentes embarazadas o incluso que han abortado.

Otros han sufrido lo indecible cuando sus hijos rebeldes no solo les han faltado el respeto sino incluso los han golpeado. También dolorosos son los casos de padres que sufren por rebeldías, es desagradable tener que estar continuamente lidiando por el desorden, la indisciplina, el bajo rendimiento escolar, las interminables conversaciones telefónicas, ese bendito celular que interrumpe todo. Todos estos casos y muchos más nos han enseñado que los adultos también lloramos. Y no solo eso, sino que muchas veces tenemos que acompañar, como adultos, el llanto de otros adultos. Pero que quieren que les diga, aún consiente del drama en que se debate la vida de muchas familias estoy aquí en el teléfono, hablando con ustedes por Radio María para decirles que vale la pena luchar, que vale la pena enamorarse, que vale la pena formar un hogar estable y permanente respetando el dolor de los que no han podido tener una familia integrada, estoy aquí para decirles que el ideal existe y que aún se puede alcanzar



Cuando un barco no llega al puerto no debemos concluir que ya no existe el puerto. Es posible que sea el barco el que se encuentre perdido en el mar. Comparto el dolor de los que han visto destrozado sus sueños y esperanzas pero estoy aquí para animarlos con la palabra de Dios e iluminarlos con la sabiduría del magisterio de nuestra iglesia. A todos los que luchan por rescatar lo que aún queda, porque siempre es más lo que se puede salvar que lo que se ha perdido, por eso vale la pena luchar y vale la pena luchar por algo tan maravilloso y grande como esto  en lo que se nos va la vida. Claro que vale la pena.







Oración final








 Jesús, yo se que para Vos no existe el tiempo, que tenés el presente y lo que fue nuestro pasado y lo que es nuestro porvenir. Se vos Señor, el padre que no tuve o la madre que perdí o lo que más me faltó cuando yo era pequeño. Quizás siempre esperé que mis padres y hermanos me quisieran, quizás me enamoré confiando en que otro amor respondiera a mi sincero amor. Dame Señor ese amor que me esperaba y cuando todo lo di y nada recibí porque nadie me amaba quizás mi corazón estuvo lleno de esperanzas pero luego la vida se encargó de matarlas y  darme decepción. Sana Señor mi rencor y mi herida, limpia mi corazón, renová mi ilusión, dame una nueva vida, dame también las fuerzas necesarias para poder vivir y con amor sufrir lo que aún me hace falta pero en todo Señor, dame tu amor, dame tu amor Señor porque solo eso me basta. Dame tu amor Señor, dáselo a cada uno de los oyentes, dáselo a cada una de las familias, dale tu amor Señor. Amen







                                                                                     Padre Rubén Francisco Bellante





RecomendarFacebook
Problemas en las familias
Problemas en las familias
Otros contenidos
 La solteria ¿una vocación?
 El diálogo en el matrimonio - ¿Cómo ...
 Vivir en familia en tiempos de crisi...
 La importancia de la familia
 Los nuevos modelos de familia




Volver a la página anterior...

Asociación Civil Radio María Argentina

Contacto: Para comunicarse con Radio María Argentina haga clic aquí