Radio Maria
Argentina
Autogestión Historial Escuchar en Vivo
  Buscar   Buscar
Sumate con tu donación
25 de julio de 2014 19:11 horas Programa Actual: Misa
Emisoras en el País

World Family Radio Maria
 
Contenido de Catequesis
Te basta mi Gracia
Y para que la grandeza de las revelaciones no me envanezca tengo una espina clavada en mi carne, un ángel de Satanás que me hiere. Tres veces pedí al Señor que me librara pero El me respondió te basta mi gracia, porque mi poder triunfa en la debilidad, más bien me gloriaré de todo corazón en mi debilidad para que resida en mi el poder de Cristo. Por eso me complazco en mis debilidades, en los oprobios, en las privaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo porque cuando soy débil entonces soy fuerte.

2º Corintios 12; 7 - 10

Antes de hablar en éstos términos en los que la Palabra nos ha proclamado. El testimonio de Pablo y la invitación a la humildad y la sencillez. El mismo Apóstol ha hablado de las grandezas que Dios ha obrado en su vida y el lugar que le dio y donde lo ubicó a favor de la tarea de la evangelización en medio del pueblo. Pero para que no me envanezca dice Pablo  llevo clavada en mi carne una espina.

De que se trata ésta espina? De que está hablando Pablo cuando se refiere a ésta debilidad manifiesta en su propia carne? Habla de una espina que un ángel de Satanás le clava en su carne.

Una espina de la que el ha querido librarse por lo cual Pablo muestra su profunda comunión con la experiencia de Getsemaní de Jesús cuando queriéndose librar de aquella angustia de muerte que ha ganado su corazón desde la cual en su frente brotan gotas de sangre, el mismo Jesús ha dicho: si es posible aparta de mi éste cáliz.

Pablo también ha expresado en esos términos su vínculo con Jesús. Si es posible librame de ésta espina que llevo clavada en mi carne. Tres veces le pedí al Señor esto y tres veces el Señor me respondió: te basta mi gracia, que mi fortaleza se manifiesta en la debilidad.

No importa si la dificultad por la que atraviesa Pablo es fisiológica, psicológica, moral, que puede ser alguna de éstas tres dimensiones donde se manifiesta realmente la limitación humana si es una fragilidad y una debilidad que lo sacude por la presencia de Satanás que ataca en uno u otro sentido dentro de las limitaciones humanas en lo fisiológico, psicológico o moral.

No interesa cual sea la dificultad, lo que sabemos es que es realmente una dificultad que impide desde la percepción que Pablo tiene de su ministerio el ejercicio del mismo, que no lo deja con fuerzas para seguir adelante, por eso habla de su debilidad, de la ausencia del vigor de la fuerza dentro de sus propios miembros.

Tres veces le pedí al Señor, librame de esto y tres veces me respondió: te basta mi gracia. Pablo viene como a mostrarnos en ésta mañana aquellos lugares donde nosotros le expresamos al Señor nuestro deseo de apartarnos de lo que nos impide vivir en plenitud. Las veces que le hemos pedido a Dios que cambie las condiciones en las que nos encontramos para poder vivir más dignamente. El Señor nos dice a nosotros como a Pablo, en éstas condiciones en las que vos estás en las que te encontrás se pone de manifiesto mi obra. En esto se hace presente el poder de mi gracia, te basta mi gracia

En éste tiempo cuando aparecen todas las dificultades que van surgiendo en relación al servicio que prestamos en éste lugar de evangelización que es Radio María ahí yo siento como me pasó ayer cuando a la tarde recibía esta dura noticia de la negativa del Estado nacional para el desarrollo de nuestra red, seguí adelante, no mires ni al costado ni atrás que es lo mismo que decir te basta mi gracia.

Verdaderamente ante la desolación que me generó por un momento ésta mala noticia fue acompañado después por un sentimiento hondo de consuelo, es más de alegría diría yo, como una invitación desde adentro del corazón a seguir adelante, a no mirar al costado ni atrás que Dios se va a encargar de abrir los caminos.

Es un dato importante el que Pablo nos deja cuando dice la razón por la cual entendió que Dios permitía aquella acción del mal sobre éste costado frágil de su ministerio: es para que no me envanezca. Es un dato importante., Pablo lo repite dos veces en el mismo versículo.

El ha tenido grandes revelaciones, porque haberse enorgullecido, atribuyéndose el mérito, vanagloriándose frente a los demás pero allí la espina en la carne. Se trataba del límite que lo redimensionaba frente a si mismo y a los demás, un límite humillante que hacía de contrapeso a las grandezas de las revelaciones y tan pesado de soportar que Pablo habla de un ángel de Satanás que lo hiere.

Aquí Pablo hace una atribución podríamos decir así de significado y explicita el conocer a su lado negativo una función positiva, la de impedirle que se considere artífice de la santidad, de la propia y de la que opera Dios a través suyo y su ministerio en el corazón de los hermanos. Pablo en ésta experiencia de encuentro con su costado frágil, débil, negativo, vulnerable, es que el ángel de Satanás que se le clava en la carne. Puede apartarse de considerarse a si mismo el que anuncia y se anuncia, el que podría confiar demasiado en su propia fuerza o presumir que lo que ha recibido de Dios es fruto de su propio mérito en éste punto.

Está actuando el proceso de integración de lo negativo y lo positivo en Pablo. En un mismo sentido Dios va sumando aun lo que es más despreciable en su propia carne, en su propio ser. Esta experiencia dolorosa que desconocemos puntualmente de que se trata, éste ángel de Satanás que se le clava en la carne, que sin duda es un límite para el ejercicio de su ministerio Pablo lo integra en su interioridad como un dato positivo.

Nada puede realmente contra los que aman a Dios como dice la Carta a los Romanos: ni la aflicción, ni la angustia, ni la persecución, ni el hambre, ni la desnudez nada puede contra la fuerza del amor de Dios en tu vida, en tu historia. No hay situación difícil, negativa, triste, angustiante, donde Dios no quiera terminar por mostrar su rostro misericordioso, su presencia transformante.

Por eso entregate en ese lugar donde te sentís acorralado, rodeado, rodeada como aprisionado o particularmente desafiado o desafiada, allí donde las fuerzas no te dan y donde el ingenio terminó con la búsqueda de caminos para entregarte a aquel que todo lo puede. Todo lo puede en aquel que me conforta interiormente va a decir el mismo Pablo.

Es el testigo del poder de Dios y de la fortaleza del obrar de Dios en nosotros cuando nos entregamos en aquellos lugares donde lo humano ya no es respuesta para lo que presenta adelante la vida como desafío.

Este es el mensaje que queremos compartir todos los días con ustedes. Este no decaer, seguir luchando y si nosotros encontramos dificultades en el camino a la hora de llevar adelante la tarea que nos toca y el servicio que el Señor nos pone a favor del pueblo de Dios es para que podamos estar verdaderamente al lado, para que podamos hacernos realmente compañeros de camino porque cuantas veces recibimos historias de vida a través de la comunicación al aire que hablan de esto, de la lucha que supone la vida.

Como va a ser distinta una obra de Dios tan bella y tan hermosa como ésta si no es con lucha, si no es con pelearla para seguir para donde Dios nos quiere llevar. Como ha ocurrido siempre en la historia de la evangelización, éstas obras que son grandes obras que Dios hace a favor de su pueblo tienen una cuota de cruz que nos permiten estar al lado junto en comunión con aquel que nos dice si querés seguirme cargá con lo tuyo vení detrás de mí y seguime.

Pero también es verdad que El mismo nos dice que para superar las dificultades que a veces el mal espíritu pone en el camino como traba debemos orar con insistencia y la oración y el ayuno es el único capaz de librarnos de las fuerzas que el mal opera en contra de los que Dios ha elegido como instrumento suyo para hacer su obra.

Entonces por eso nuestro pedido de orar y ayunar en éste tiempo a favor de que se destraben todas las dificultades que encontramos en la marcha y para que sobre todas las cosas se muestre la gloria de Dios en el corazón de tantos hermanos como los testimonios hermosísimos que vamos recibiendo todos los días de cuanto Dios actúa y hace en el corazón de su pueblo a través de éste sencillo instrumento que es Radio María.

Nos sintamos apoyados por el testimonio de Pablo a quien Dios le dice en medio de sus dificultades que han sido más que las nuestras, le dice: te basta mi gracia. Esta certeza interior que Dios pone en el corazón de que aunque la cosa esté muy mal uno está bien.

Está todo mal pero estoy de contento. Entonces vos decís que le pasa, de que se ríe si las tiene todas dadas vueltas. En éste sentido me parece a mi debemos como ponerle buena cara al mal tiempo.

De eso se trata. De intentar dibujar no una sonrisa falsa sino dejar que se manifieste el gozo, la alegría, la fortaleza de Dios en medio de nuestras tareas, de nuestros servicios, de nuestro querer vivir en El. Sin embargo el Señor no atiende el pedido de Pablo que lo libre de la dificultad le dice: te basta mi gracia.

Es decir no quieras no tener dificultad sino te invito a que quieras más estar en mí. Porque si te dejara sin dificultades posiblemente dejarías de estar en mi. Una cosa así es la que se entiende. Te pongo las dificultades para que estés más en mí, para que camines más a mi lado. Si el Señor hubiera librado de eso que Pablo le pide que le librara hasta quizás lo hubiera hecho un predicador más útil del Evangelio.

Sin embargo no lo hace, lo deja en esa situación y será Pablo un apóstol que predica la buena noticia con todo el peso de su humanidad y del misterio de la gracia de Dios en la debilidad sin pedir compensación alguna ni gracia que sea supletoria.

Cuando pasamos por momentos duros, por momentos difíciles, por momentos complicados es verdad que Dios está más cerca. No es una palabrita de consuelo, no es una palmadita en la espalda, es una certeza en el corazón que las sabe el que va pasando por momentos duros y difíciles. Mi hermano lo pudo compartir a través de la carta que nos envió que decía en éste momento tan delicado de su vida ante una enfermedad que amenazaba contra la vida misma dice: nunca sentí a Dios tan cerca como en éste momento.

Y cuantos de nosotros podría decir lo mismo cuando atraviesa por oscuras quebradas como dice el salmo veintidós. Dentro suyo hay algo que le dice no temeré a nada porque yo se que tu vas conmigo.

Esta certeza que Pablo nos predica, es más te diría, cuando la cosa se pone difícil, se pone más linda, se pone más divertida. Dios deja mudo a quienes pensaron que todo se empezaba a ser imposible. No hay otra forma de vivir la evangelización y la buena noticia de Jesús si no es a través del misterio de la cruz.

Hay un lugar único desde donde Jesús hace nuevas todas las cosas, es la Pascua y si uno no pasa por ésta experiencia pascual difícilmente pueda entender el mensaje de Jesucristo.

RecomendarFacebook
Otros contenidos
 Poner mi vida en la voluntad de Dios...
 El diálogo de Jesús con Nicodemo
 Jesús, hijo de David, ten compasión ...
 Jesús camina sobre el agua
 La vocación: un llamado a ser discíp...




Volver a la página anterior...

Asociación Civil Radio María Argentina

Contacto: Para comunicarse con Radio María Argentina haga clic aquí